Patología de la articulación temporomandibular (ATM) 

 

Aproximadamente la mitad de la población (especialmente femenina) presenta alguna alteración funcional del sistema masticatorio a lo largo de la vida, frecuentemente de forma crónica.

 

Dado que habitualmente se manifiesta por molestias fuera del área de la boca, se confunden y asocian a muchas otras patologías (cefaleas, dolor de oídos, artrosis cervical, neuralgias, algias faciales, etc.) que no curan a pesar de tratamientos adecuados, pero sí al  actuar sobre la articulación. Por ello es crucial un buen diagnóstico.

 

Las causas de estas disfunciones son múltiples, pero suelen estar relacionadas con los componentes del sistema masticatorio: los músculos, dientes y la articulación de la mandíbula.

 

Las molestias son variables. Cuantas más veces conteste afirmativamente a las siguientes preguntas, más probable es que tenga disfunción de la A.T.M.:

 

  • ¿Tiene dolor en la mandíbula? ¿Tiene dolor por delante, alrededor o en el propio oído?

  • ¿Nota ruidos o chasquidos en la articulación de la mandíbula al abrir o cerrar la boca?

  • ¿Nota que no puede abrir o cerrar la boca y que al intentarlo le duele?

  • ¿Nota los dientes sensibles, desgastados o que al cerrar no encajan correctamente como antes?

  • ¿Padece de dolor de cabeza crónico, sobre todo en las sienes o en la cara?

  • ¿Ha notado que la cara se ensancha porque los músculos se agrandan?

  • ¿Tiene molestias al bostezar?

  • ¿Además de lo anterior ha recibido algún golpe en la mandíbula o padece artritis?

 

 

El tratamiento de las disfunciones craneomandibulares es más difícil cuanto más crónica es la disfunción. Por ello es aconsejable solicitar consejo en cuanto se noten los primeros síntomas. 

 

La base del tratamiento es restablecer el equilibrio del complejo músculos-dientes-articulación-estres mediante diferentes técnicas según aconseje el caso:

 

  • Técnicas de aprendizaje de reposo articular (ejercicios) y relajación muscular cérvico-facial.

 

  • Férulas oclusales: son unas prótesis que se ponen sobre los dientes, diseñadas para cada caso concreto, que permiten redirigir, distribuir y disminuir las fuerzas musculares evitando la sobrecarga. Existen distintos diseño y distintos materiales en su ejecución. Deben ser completamente personalizadas.

 

  • Técnicas de rehabilitación muscular (TENS, calor local profundo)

 

  • Artrocentesis (lavados articulares). Se realizan en casos avanzados con intenso dolor que no cede a tratamientos habituales. Se practica bajo anestesia local y sin ingreso. Pueden acompañarse de recambios del líquido articular o fármacos.

 

  • Cirugía articular: reservada sólo a contados casos muy graves de malformación o artritis.

© 2.020 - Clinicas Maxilofaciales s.lal