Cirugía Oral

La cavidad oral es asiento de múltiples patologías que afectan a los dientes, huesos maxilares, mucosas, lengua, paladar y faringe. Muchas de ellas precisan tratamiento quirúrgico. Las más frecuentes son: 

 

Inclusiones Dentarias

 

Los dientes de leche se recambian por los dientes definitivos entre los 6 a 12 años de edad. A veces este recambio no se produce por problemas de espacio, traumatismos o causas genetico-hereditarias, de forma que las piezas definitivas en lugar de ocupar su posición en la arcada mandibular o maxilar se desarrollan dentro del hueso donde se localizan, quedando incluidos en el mismo.

Afecta con mayor frecuencia a los cordales o muelas del juicio, aunque puede producirse en cualquier pieza.

Pueden originar procesos inflamatorios en los tejidos vecinos, formación de caries, reabsorción de las raíces en dientes adyacentes, quistes dentales y tumores. Otro motivo frecuente de consulta es el compromiso de espacio al erupcionar en la arcada dentaria, echando a perder tratamientos ortodoncicos o precisando su extracción para poder realizar ortodoncia.

 

Rescates ortodoncicos

 

En ciertos casos es posible acceder quirúrgicamente a los dientes incluidos y realizar tracciones ortodóncicas para recolocarlos en su posición correcta, especialmente en el caso de los caninos. Este tratamiento debe realizarse en pacientes seleccionados y coordinado con el ortodoncista.

 

Quistes dentarios

 

Consisten en cavidades en el interior de los huesos maxilar o mandibular con pérdida de sustancia ósea.

Pueden crecer durante años sin dar síntomas, siendo un hallazgo casual al realizar una radiografía dental, u originar flemones, inflamación de los tejidos blandos de la cara o el cuello como primera manifestación del proceso

En la mayor parte de los casos tienen relación con los dientes vecinos  o procesos infecciosos originados en el diente. En otras ocasiones se trata de procesos mas serios, con alta tasa de recidiva o incluso riesgo de malignización, por lo que el diagnóstico adecuado y tratamiento correcto desde el primer momento es esencial.

 

Cirugía periodontal

 

La enfermedad periodontal es la causa principal de la extracción de piezas dentarias en pacientes de 30 o mas años de edad. Es causada por agentes irritantes locales como la placa bacteriana y el sarro, el acumulo de restos alimenticios, la respiración bucal o nicotina, aunque existen casos de alto componente genetico-familiar. La encía responde con una inflamación crónica llamada gingivitis, caracterizada por el enrojecimiento, sangrado y dolor de encias. Sin tratamiento este proceso avanza y profundiza hacia la raíz de los dientes, provocando una respuesta inflamatoria defensiva asociada con la perdida de las estructuras que se encuentran a este nivel y la creación de focos de infección permanentes llamadas bolsas periodontales.  Al avanzar el proceso, la pérdida de hueso alrededor de las raíces de los dientes provocan su movilidad y posterior caida.

El tratamiento incluye procedimientos quirúrgicos para eliminar los focos crónicos de infección y reconstruir la pérdida ósea, técnicas de ajuste oclusal, higienización y rehabilitación de las piezas perdidas.

 

Biopsia de la mucosa oral

 

Toda ulcera en la cavidad oral que no cura en tres semanas, especialmente si no duele, debe ser biopsiada.

Existen múltiples lesiones de la cavidad oral, bien en relación con procesos exclusivamente orales o bien como expresión de enfermedades generales que se manifiestan en las mucosas, encía, lengua y faringe.

Con frecuencia es preciso el análisis microscópico de dichas lesiones para poder realizar un tratamiento adecuado, así como para poder hacer un pronóstico de su evolución.

 

© 2.020 - Clinicas Maxilofaciales s.lal